Sobre Frecuencia Gaia

images (19)Frecuencia Gaia es la reconexión que todos andamos buscando. Es el centro de uno mismo, la vuelta al hogar a través del camino de la coherencia emocional. Frecuencia Gaia es esa gran parte del Ser olvidada por siglos que nos hace regresar al sentimiento de paz y plenitud de una forma simple y evidente, saliendo de la locura y demencia en las que anda sumido el ser humano. Es la frecuencia del planeta Tierra, vibrando en tu inconsciente de manera armónica, abriendo tu percepción a lo obvio de la vida. Frecuencia Gaia es el fin de la duda y la culpa, la comprensión de la enfermedad para escapar de ella, la trascendencia de las creencias limitantes que restan poder al ser humano.

Somos personas que, como tú, descubrimos que debía haber otra manera de vivir más coherente. Aunamos todos los conceptos científicos posibles, los textos sagrados más antiguos y las experiencias individuales que nos llevan al estado de certeza y ampliamos nuestra visión y nuestra conciencia sanando nuestras mentes. Hemos llegado a un punto en el que el camino de la vida, tiene todo el sentido y, sencillamente, queremos lo mismo para ti. Porque en este Universo no existen las cosas separadas y sin ti, mi camino está incompleto. Todos nos comunicamos con el mundo, bien a través de la culpa, bien a través del amor, y en este proceso de comunicación, generalmente ignoramos lo que realmente nos hace estar vivos. Frecuencia Gaia conoce las reglas biológicas que permiten encontrar la verdadera expresión del camino que emprende la energía hasta convertirse en materia. Abrimos la mente al mundo espiritual, al sentido de la existencia sin desviarnos del mundo que todos conocemos. Es simple. Es efectivo. A través de métodos de sanación emocional como la Bioneuroemoción y técnicas de programación neurolingüística, llegamos a la base biológica de los conflictos que se manifiestan en nuestro día a día en forma de creencias incoherentes y patrones de conducta que se repiten una y otra vez aparentemente lejos de nuestro margen de acción. Recuperar esa comprensión de la naturaleza de la realidad y, por tanto, ese poder que tenemos todos, es cuestión de uno mismo, pero en ese proceso, las personas nos necesitamos unos a otros dado que esta es la ley universal. Como células de un cuerpo, conscientes de nuestra individualidad pero creando una identidad colectiva. Nosotros sólo acompañamos a cada individuo a encontrar sus propios recursos y a aplicarlos de la mejor forma posible, haciendo simple lo que parecía imposible, apoyándonos en el sentido biológico de los síntomas, en su comprensión y aceptación y, sobre todo, en una toma de conciencia que despierta nuestro verdadero Ser, trascendiendo todas aquellas ideas y conceptos que nos causaban caos y confusión.

cropped-cropped-images-32.jpg

“Toda la tierra está al alcance del sabio, ya que la patria de un alma elevada es el universo” Demócrito

         Las respuestas están en ti y, al igual que la luz del sol alimenta las plantas, la frecuencia de este gran planeta, es decir, la Frecuencia Gaia, espera paciente tu escucha silenciosa para enseñarte dónde te perdiste y el propósito que tiene. Todo lo que llamamos error esconde una lección. Y es una lección individual, algo que únicamente tiene sentido para aquel que lo vive. La experiencia es nuestra mejor escuela, y si partimos de un paradigma donde no haya cabida a lo casual, el propósito de cada circunstancia, síntoma o relación cobra un sentido único con un objetivo común a la evolución de la conciencia.

         Vivimos en un gran mundo donde proyectamos nuestras creencias inconscientes allá por donde vamos creando nuevas realidades. Este es el poder del Ser Humano. Esta es la manera de tener una experiencia de vida consciente. Este es, en última instancia, el propósito de la vida; aprender a través de la experiencia que formamos parte de un todo único y magnánime donde lo específico se manifiesta en forma de ilusión para llegar a entender lo absoluto. Solamente la pequeñez de las creencias impide ver la grandeza. Y estamos aprendiendo esta gran lección al tiempo que dejamos ir todo aquello que ha causado tanto sufrimiento a la humanidad.

         Comienza en uno mismo, y se expande al tiempo que uno se permite experimentarlo. Es tiempo de liberarse de siglos de culpa e incoherencia. Es tiempo de retomar nuestro legado y reclamar el preciado regalo de la vida que se nos dio. Es tiempo de perdonar, comprender y dejar ir. Es tiempo de sanar.

         Frecuencia Gaia es una forma más en esta realidad de ilusiones para vivir en el mundo sin ser del mundo.

Anuncios
  1. Un gran comienzo!

    Le gusta a 1 persona