Qué hacemos

El ámbito de aplicación de la sanación emocional no tiene límites. Sin embargo, la forma en que se presente adquiere diversos atractivos para las diferentes personas. En este sentido es importante entender que no existen métodos para la sanación, y sí maneras de llegar a un punto en el que el consultante comprende que uno mismo es el que enferma y, por tanto, uno mismo es el que sana. Diferenciemos herramientas y propósito. Mi opinión personal es que ninguna herramienta sana. Lo único capaz de sanar es el amor, entendiendo amor como un acto de conciencia. Toda la metodología empleada tiene el único propósito de acompañar los procesos de cada persona para llegar hasta este punto de coherencia y plenitud. Para ello, aplico varias formas de hacer llegar este mensaje.

Anuncios